miércoles, 20 de junio de 2012

¿QUE TALLA LLEVO?


Hoy quiero soltar una pregunta al aire ¿Qué talla llevo?

Yo siempre obsesionada por mantenerme en la 36-38 tengo que reconocer que después de dar a luz, me cure un poquito de esa obsesión y cambie de actitud (solo un poquito, tengo que reconocer) y me compraba lo que me quedaba bien, sin mirar la talla, pero siguiendo esta política me he dado cuenta que las tiendas se han vuelto locas, en mis últimas adquisiciones he comprado pantalones de la 36 a la 40, vestidos de la S y alguna falda de la L, zapatos del 38, 39 y incluso llegue a probarme unos zapatos del infiernos del 40 (pero en la tienda me di cuenta que no era que mi pie hubiera crecido sino que la horma era un obra del mismísimo diablo) y he querido saber si en vuestros armarios ocurre lo mismo y si sentís lo mismo que yo cuando os pasan esas cosas, porque aunque me haya curado un poco del “síndrome de la talla pequeña” han sido muchos años de esa conviviendo con ese trastorno, así que os pongo en situación.

Tarde de compras, decidida a salir del centro comercial como si le hubiera robado la tarjeta a cualquier futbolista de la selección (pongo este símil por estar en medio de la Eurocopa y tener a la roja hasta en la sopa y que conste que me estoy viendo todos los partidos, NO HAY DOS SIN TRES, je,je…)

Entro en la primera tienda, Blanco, hay los zapatos son una autentica lotería, me pruebo unos, a esos no que no quiero perder la una del dedo gordo, probemos con otro número, los mismo, finalmente descartados, que se los ponga la madre del que hizo esos zapatos (está claro que fue un hombre porque no pensaba andar con ellos)



Pero justo cuando te vas bingo, 15 euros y son tan monas, bueno verdes ¿con que me las pongo? Da igual ya me comprare algo si no tengo nada en el armario ¿Cómo dices? Pregunta mi conciencia, que normalmente tiene la voz de mi marido.



Bueno comienza la ruta Inditex, y hay entras en el mundo multitallas.

Stradivarius

Pantaloncitos de flores, no me convence mucho esa tendencia, pero son baratos, me sientan bien y además es una 36, al ver que me abrochan en mi cara aparece una sonrisa de oreja a oreja (como me engaño). 


Salgo de la tienda más contenta que chupillas, sintiéndome como si dentro de la tienda me hubieran hecho un lipo, pero la siguiente tienda me devuelve a la cruda realidad


Pull & bear

Entro y encuentro los pantalones, el rosa fosforito se llama desde todas las esquinas de la tienda y me dirijo al estante como si una avalancha de chicas me fuera a quitar la prenda del verano, mi primero opción sigue siendo la 36 (ignorante¡¡¡ me grita de nuevo mi conciencia) y FRACASO ABSOLUTO¡¡¡ hay no te cabe el culo guapa, probemos con la 38, m…..da  no está, y se pruebo con la 40? Así que me voy con ellos al probador pero de camino veo unos pantalones cortos del mismo color que son monísimos… así que de esos no hay la 40 y me llevo una 38, para mi sorpresa ambos me quedan bien, así que me los llevo.



Por lo que si hago recuento llevo, una 36, una 38 y una 40, y todas quedan bien en el mismo cuerpo, está claro que hemos perdido el norte.

Por hoy ya hemos tenido bastante, así que me voy devuelvo la tarjeta a Casillas (no se quejara en total han sido unos 70 euros, seguro que Sara gasta mucho mas) y decido no adentrarme en el mundo H&M en donde alguna S me va grande y mucho menos adentrarme en el chino “maqueado” que hay nada más salir del centro comercial donde mi numero de zapatos habitual un 38, se ha convertido en un 39 y las camisetas hay que probárselas si o si, porque alguna M no le valdría ni a mi hija de dos años, pero eso será otro día de compras.


6 comentarios:

Cool Vanity dijo...

EComo me he reido.Es una pasada y eso que iban a igualar las tallas. Yo he comprobado que de las que más pequeño talla es Mango. Lo que nunca me ha pasado es lo que dices de los zapatos, siempre calzo el 40. Bsinos y a echarle paciencia.

La Gata dijo...

Jaja, pero qué bueno!! Me he visto bastante reflejada, jaja! Aunque la 36 sólo me la he embutido en contadas ocasiones, me lo he comprado siempre por el gusto de entrar en esa talla, jaja! Es una locura lo de las tallas, y a tu conciencia hay que callarla ya, que necesito una de esas tardes locas de tirar de tarjeta...

Besos

ME PONGO LO QUE ME GUSTA dijo...

Hola preciosa,que arte! jajaja,es la cruda realidad,yo tampoco se que talla tengo es una locura total.
Pues seria como para comprar on line,si cada vez tengo una talla diferente,no se como lo hace la gente.
un besazo.

Lo quiero ya!!! dijo...

Ja,aja,aja, me siento totalmente identificada contigo!!!
Ahora mismo en mi armario tengo ropa de la talla S,M y L y con el calzado me pasa lo mismo... la verdad es que ya no sé que talla uso, yo me pruebo varias y la que me quede bien esa me llevo!!!
Bss guapa!

Collections dijo...

Great heels! I'm horrible at walking in them haha

$100 Shopbop GIVEAWAY

THE YLLW LINE dijo...

Jajajajaja, ¡qué risas! Es la pura verdad! Yo ya sólo miro las tallas de manera orientativa, luego abro la prenda y enseguida sé si quepo dentro o no. Y para los momentos estos de subidón de autoestima, me quedo con Blanco, ¡hasta tengo vestidos XS! Jarrrrr!